Subsecretaría de Educación Superior

martes 30 de julio, 2019

La Subsecretaría de Educación Superior, creada por la Ley 21.091, es un órgano colaborador  de la Ministra de Educación en la elaboración, coordinación, ejecución y evaluación de políticas y programas para la educación superior, especialmente en materias destinadas a su desarrollo, promoción, internacionalización y mejoramiento continuo, tanto en el subsistema universitario como en el técnico profesional. Esta nueva repartición pública es la continuadora legal de la División de Educación Superior y es encabezada por el Subsecretario de Educación Superior.

I.- Funciones y atribuciones

Las funciones y atribuciones de la Subsecretaría de Educación Superior, establecida en la ley, son las siguientes:

  • Proponer a la Ministra de Educación una Estrategia para el Desarrollo de la Educación Superior, la que deberá abordar, con un horizonte de largo plazo, los desafíos del Sistema de Educación Superior.
  • Proponer a la Ministra de Educación las políticas en materias de educación superior, tanto para el subsistema universitario como técnico profesional. En este último caso, para la elaboración de dichas políticas deberá considerar la Estrategia Nacional de Formación Técnico Profesional.
  • Proponer a la Ministra de Educación políticas que promuevan el acceso e inclusión, permanencia y titulación o graduación oportuna de estudiantes de la educación superior, teniendo en consideración el principio de autonomía.
  • Proponer la asignación de recursos públicos que disponga la ley, así como la gestión de sus instrumentos.
  • Administrar el procedimiento de otorgamiento y revocación del reconocimiento oficial del Estado a las instituciones de educación superior.
  • Administrar el Sistema Nacional de Información de la Educación Superior (SIES) establecido en la ley N° 20.129.
  • Generar y coordinar instancias de participación y diálogo, con y entre las instituciones de educación superior, y promover la vinculación de éstas con el nivel de educación media.
  • Solicitar al Consejo de Rectores y a las instituciones de educación superior, antecedentes e informaciones sobre la situación general de la enseñanza superior del país.
  • Participar de la institucionalidad encargada de diseñar, coordinar, evaluar y ejecutar las políticas, planes y programas en materia de ciencia, tecnología e innovación; y, dentro de ese marco, en instancias de coordinación enfocadas, entre otras materias, en aquellas relacionadas con educación superior.
  • Generar y coordinar instancias de participación y diálogo entre las instituciones de educación superior con los gobiernos regionales.