Becario de Técnicos Para Chile ganó concurso de desarrollo de productos en Australia

miércoles 30 de diciembre, 2020
a a a
  • Francisco Castro Aravena obtuvo una de las becas para técnicos que otorga el MINEDUC y concluyó su diploma en Ciencias de los Alimentos y Tecnología, en Australia, ganando el premio al mejor proyecto de su generación.

Si hay alguien que consigue lo que se propone es Francisco Castro Aravena, titulado de Administrador de Artes Culinarias y Servicios, quien decidió postular a las Becas Técnicos para Chile en 2019 y obtuvo financiamiento para estudiar en Australia, donde cursó un diploma en Ciencias de los Alimentos y Tecnología en el Instituto William Angliss.

La pandemia puso innumerables obstáculos a su proceso de formación fuera del país, pero a pesar de los imprevistos, no solo se enfocó en aprovechar al máximo sus estudios, sino que se propuso presentar un muy buen proyecto de término de semestre. Así lo hizo y obtuvo el primer lugar entre todos sus compañeros de promoción.

Como parte de las actividades académicas del diplomado en Ciencias de los Alimentos y Tecnología, del Instituto William Angliss de Australia, los estudiantes deben hacer un proyecto de desarrollo de un producto alimenticio, que incluye realizar todos los estudios necesarios como químicos, físicos, microbiológicos, desde el área de seguridad alimentaria, además de un estudio de mercado que incluye aspectos económicos, de posicionamiento de la marca y una breve propuesta de marketing que incluye branding y packaging. Todo culmina con una presentación del producto ante un grupo personas, entre la cuales hay expertos de la industria, quienes eligen las mejores iniciativas con miras al potencial éxito en el futuro de los proyectos. Es así como la propuesta de Francisco obtuvo el primer lugar de su generación, un logro que lo llena de orgullo: “Estoy feliz porque no solo finalicé con éxito mis estudios, sino que también obtuve el primer lugar en el proyecto, recibiendo honores y reconocimiento al arduo trabajo demostrado hasta el final.”

El proyecto ganador: hogaza de pan de masa madre

Francisco desarrolló un prototipo de hogaza de pan de masa madre “lista para hornear en casa”, la cual tiene la particularidad de poseer dos sabores y aromas en una sola pieza, a través de la línea “marmoleada”. Según explica, “utiliza solo cinco ingredientes, sin aditivos, ni preservantes y a través de su largo proceso de fermentación y empaque de atmósfera modificada, ofrece a los clientes la experiencia de hornear un pan de masa madre en cualquier tipo de horno, ya que su pre-horneado se detuvo previo al desarrollo del endurecimiento de la corteza”. Este proceso es el que permite replicar hogazas de masa madre “con una bella forma” y obtener todas las características de un pan fresco con una durabilidad de 30 días, conservado en su empaque en refrigeración antes de abrir. Este producto es fuente de proteínas, fibra y apta para veganos, lo que le entrega muchas ventajas comparativas.